Circulación


Circulación mayor y menor:
La circulación mayor se inicia en el ventrículo izquierdo, pasando por la aorta, avanza por las arterias y capilares arteriales hasta los órganos, tejidos y células. Al tiempo que deja el oxígeno y los nutrientes, recoge el dióxido de carbono y los productos de desecho celulares, convirtiéndose en sangre venosa. A través de los capilares venosos, pasa a las venas y de éstas llegan a las venas cava inferior y superior que la conducen a la aurÍcula derecha, donde termina la circulación mayor.
La circulación menor se inicia cuando la sangre venosa es impulsada hacia el ventrículo derecho y de allí pasa a los pulmones por la arteria pulmonar. En los pulmones, la sangre venosa entra en contacto con el aire, deja el CO2 y toma el oxígeno, convirtiéndose nuevamente en sangre arterial. Esta sangre es transportada por las venas pulmonares hacia la aurícula derecha, dando término a la circulación menor.







Menú Principal





Adriana García - Carolina Irrazábal